Noticias

Disfruta de los espacios de tu casa durante el verano

Patio y Terraza 16.12.2021

Ya llegó el verano y la situación en la que estamos viviendo nos llena de dudas a la hora de planear las vacaciones. ¿Seguir usando mascarilla en la playa? ¿Alcanzaré a tener un espacio en la arena o con el aforo quedaré fuera? Y si viajo fuera del país, ¿tendré que aislarme a mi llegada? y ¿si me contagio con una nueva cepa? Estas y muchas otras interrogantes rondan nuestras cabezas.

Si finalmente optas por quedarte en casa, aquí te mostramos cómo disfrutar de tus espacios y tiempo libre al máximo sin morir en el intento.

Algunas consideraciones preliminares:

Busca tus mejores prendas veraniegas: sandalias, shorts, camisetas, túnicas y vestidos o pantalones frescos y livianos con colores que evoquen la brisa marina y la naturaleza. Tonos neutros, azules y turquesas, verdes de todo tipo y mucho blanco te entregarán la paleta que ya, psicológicamente, te refresca la actitud y el estado de ánimo.

Abastécete de alimentos saludables, frescos y poco calóricos. Quizás es el momento de un cambio positivo en tu alimentación consumiendo más frutas y verduras, más infusiones de hierbas y menos productos procesados (lo que no quiere decir que no te des un buen gustito de tres sellos negros de vez en cuando…). Aprovecha que tienes tiempo y compra a granel en la feria más cercana, así ayudas al comercio local y, de paso, ahorras unos cuantos pesos.

Convoca a tus amistades y familia a compartir tu casa. Ya no está la excusa del “no tengo tiempo”. Invita a tu hermana a una pijamada, a tus amigos a un brunch en la terraza o patio y a ese grupo de amigos de la universidad con los que compartes un chat en WhatsApp, a juntarse de una vez por todas. Según la OMS, uno de los más potentes protectores contra enfermedades y un envejecimiento poco saludable es hacer vida social y compartir con tus seres queridos. Así que ¡anímate!

Establecidos estos puntos, concentrémonos en la reina del verano: la terraza, el jardín o el patio.

Lo primero es lo primero. Limpiar, ordenar, amueblar y decorar el espacio que vas a utilizar. No importa si este es grande o pequeño, lo importante es que sea acogedor y que esté bien aprovechado.

Te recomendamos tener muebles de terraza prácticos, que se puedan plegar si es necesario para poder darle al espacio otro uso. No muchos tampoco, solo lo imprescindible. O también, en lugar de muebles, podrías utilizar cojines grandes, puffs y alfombras lo que otorga un ambiente súper acogedor.

Agrega de cualquier forma esas mesas que se instalan en la baranda y que ahorran mucho espacio. En ella puedes improvisar una zona de bar o un espacio para trabajar con el paisaje como fondo.

Plantas, muchas plantas, nunca son suficientes. Escoge especies fáciles de cuidar y que sean aptas para el sol o la sombra, así no tendrás que devanarte los sesos para saber qué hay que hacerles. Es increíble cómo una terraza con una buena cantidad de plantas puede moderar el calor de un verano intenso.

Te dejamos unos datitos:

  • Cactus y suculentas en general: cualquier “negado para la jardinería” las puede mantener vivas (porque casi que se cuidan solas). Riego una vez por semana y voilá.
  • Árbol de jade: al crecer es un verdadero arbolito que sirve para lugares soleados y poco riego
  • Mala madre o cinta: muy decorativa y de fácil reproducción
  • Aptenia: es una suculenta que nos deleita con lindas florcitas fucsias. Sirve para terrazas soleadas y con apenas un esqueje se reproduce muy rápido.

Luces: la iluminación es bien importante, de ella depende el ambiente que tendrá tu terraza. Existen en el mercado una gran variedad de guirnaldas, ya sea eléctricas o solares, así que no habría problema en encontrar las que más te gusten o se acomoden a tu espacio. Otra forma de iluminar es con velas. Compra de distintos tamaños y agrúpalas, teniendo siempre en cuenta mantenerlas alejadas de cortinas u otras fuentes de combustión..

Protección contra el sol y el viento: si es posible instala cortinas enrollables que te sirvan para evitar el sol a las horas de más calor y para que en invierno también ayuden a mantener el espacio más guarecido. Otro punto importante para mantener agradable la temperatura es el uso de ventiladores, uno grande y tradicional, los hay de mucha potencia y créenos que sí valen la pena.

Y por último y ¿por qué no?: una parrilla en un rinconcito. Ni siquiera es necesario que sea grande ni a carbón. Una parrilla eléctrica es súper funcional, ocupa un mínimo de espacio y es fácil de limpiar.

¿Quién dijo que el verano no se puede disfrutar en casa?

 

OtrasPatio y Terraza

16.12.2021

Disfruta de los espacios de tu casa durante el verano

Ver más

17.11.2021

Una huerta en mi departamento

Ver más

20.09.2021

Disfrutar de un buen asado en la terraza de mi departamento

Ver más