Noticias

5 tipos de iluminación y sus sensaciones

Espacios Comunes 15.03.2021

En este artículo Inmobiliaria PY te entrega las claves para iluminar de la mejor manera los espacios de tu hogar, creando ambientes únicos, que se adapten a las necesidades del lugar.

Cuando ambientamos y decoramos debemos preocuparnos de la funcionalidad que tendrán y uno de los aspectos importante es cómo vamos a iluminarlos, porque una buena iluminación interior nos puede permitir resaltar su expresividad enfatizando ciertos tipos de luz en las áreas que queremos resaltar.

Por eso, antes de elegir lámparas y tipos de luz hay que tener en cuenta los diferentes tipos de iluminación que existen: luz ambiental, luz general, iluminación decorativa o la iluminación puntual. Con estos tipos de iluminación se puede conseguir cubrir necesidades como: rellenar sombras, marcar siluetas, crear puntos de atracción visual, o permitir que la lectura o el uso del computador no dañe tu vista.

La iluminación directa

Es la que usamos siempre en los distintos ambientes de nuestra vivienda, ya sea en focos en el techo, en la pared o en una lámpara.

La intensidad, o efecto que se quiera conseguir, dependerá de la fuente de luz o del tipo de ampolleta. Normalmente su haz incide directamente -de techo a suelo- con la finalidad de obtener la iluminación ideal para desarrollar nuestras actividades.

Iluminación indirecta

Al decorar podemos escoger varios tipos de luz indirecta que lleguen a un espacio desde arriba o desde una pared, y esta puede ser natural o artificial.

La arquitectura da varias posibles soluciones técnicas para iluminar con luz indirecta o cenital natural un espacio. En general, este tipo de iluminación tiene sus lúmenes bajos; el haz de luz puede provenir de diferentes lugares y suelen utilizarse para lograr ambientes íntimos o relajados.

Luz natural

Es fundamental para dar vida a los interiores y favorecer las actividades que tienen lugar dentro de una vivienda; aumenta la creatividad, aporta alegría y bienestar visual. Así, hemos de procurar que las “zonas de día”, comedor y cocina especialmente, aprovechen al máximo las posibilidades que nos da la luz natural. Por ello, lo primero que hacemos cuando nos ponemos en marcha con un proyecto de ambientación es estudiar la orientación de la vivienda y conocer las estancias de la casa donde se recibe más luz natural para poder aprovecharlas.

Para que la luz natural «resbale» por el suelo, conviene que la envolvente, es decir paredes, suelos y techos, sea clara. Así tendrás también un ‘plus’ de luz reflejada. Por otro lado, hay que prestar atención en la elección de los muebles y tapizados, porque si ocupan mucho espacio y son oscuros o muy texturizados absorberán mucha luz.

Los colores claros reflejan la luz, incrementan su brillo y generan la sensación de mayor amplitud en los espacios. Los detalles en la decoración en tonos vivos también ayudan a generar mayor luminosidad así como las decoraciones equilibradas en las que no hay exceso de muebles o elementos decorativos.

La iluminación lineal

Es un sistema de iluminación que se logra empotrando líneas de luz en el techo, paredes, suelos o fachadas.

Crea un efecto elegante y limpio, una sensación de bienestar. Se utiliza para enfatizar las líneas de la casa o los elementos estructurales. El diseño de las líneas de luz se puede personalizar para adaptarlo al espacio o crear dibujos de estética sorprendente. La puedes orientar hacia una obra de arte o una planta, dando espectacularidad al ambiente.

Foseados

El carácter lineal de estos espacios contribuye además a enmarcar la habitación con luz, resaltando la presencia de las formas arquitectónicas, dando una sensación de teatralidad y también exclusividad a los espacios de interior.

Es una forma espectacular y muy elegante de dar a la estancia una luz homogénea e indirecta. Este efecto se consigue instalando tiras de luces LED en el perímetro del foseado haciendo que la luz emerja suavemente, y así crear ambientes envolventes.

Se trata, a su vez, de en un elemento funcional además de decorativo, para que la luz se extienda y se refleje por las superficies de los muros, techos y suelos. De esta manera se consigue, a través de una luz brillante no localizada, una iluminación tenue, con una distribución uniforme, en la que se reducen las sombras y los deslumbramientos.

Para realizar una instalación de iluminación indirecta lineal se puede utilizar luz led o lámparas fluorescentes. Los tubos fluorescentes son más económicos, pero con una instalación led el ahorro energético será considerablemente superior.

 

 

Otras Espacios Comunes

15.03.2021

Tecnología en el hogar: Tendencias

Ver más

15.03.2021

5 tipos de iluminación y sus sensaciones

Ver más

15.03.2021

Los 7 colores del arcoíris y su influencia en los ambientes

Ver más